Origen, evolución y futuro de las Deducciones Fiscales por actividades de I+D+i en España | Leyton Espana Pasar al contenido principal
Scroll

Origen, evolución y futuro de las Deducciones Fiscales por actividades de I+D+i en España

Origen, evolución y futuro de las Deducciones Fiscales por actividades de I+D+i en España.
Comparte este artículo en

Ya en la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, se incluyen dentro del Artículo 33 las Deducciones Fiscales por Actividades de Investigación y Desarrollo.

Siendo uno de los incentivos más antiguos por la realización de proyectos y actividades de I+D+i ha evolucionado durante el paso del tiempo en diferentes aspectos como nuevas definiciones de las actividades de I+D+i, así como variación de los porcentajes de deducción asociados a los gastos efectuados.

Desde la entrada en vigor de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, este incentivo vive su periodo de mayor estabilidad. Actualmente supone el principal incentivo relacionado con la ejecución de proyectos y actividades de I+D+i, y cada vez más empresas aplican este incentivo en sus correspondientes Impuestos sobre Sociedades.

Para la justificación de la consignación y aplicación de las deducciones fiscales por I+D+i las empresas deben de generar documentación técnica que permita justificar a nivel técnico que estas actividades cumplen con las definiciones de actividades de Investigación y Desarrollo, e Innovación Tecnológica, así como cuantificar el gasto deducible, con la finalidad de poder calcular la cifra de deducción asociada, ya que cabe destacar que no todos los gastos son deducibles. Si bien no existe un proceso definido para preparar la documentación técnica justificativa existen diferentes herramientas que permiten a las empresas poder justificar las actividades y proyectos de I+D+i, como son los Certificados emitidos por Agencias Acreditadas por E.N.A.C. (Entidad Nacional de Acreditaciones de Certificación) e Informes Motivados Vinculantes emitidos actualmente por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. No obstante, cabe destacar que la obtención de estos Informes y Certificados no es obligatoria para la consignación y aplicación de las deducciones fiscales por I+D+i.

Este incentivo se caracteriza por diferentes aspectos que lo hacen muy atractivo para las empresas , lo que le permite ser el incentivo con más éxito para aquellas que realizan y ejecutan proyectos y actividades de I+D+i:

  • Posibilidad de recuperar una cifra de deducción generada durante los últimos 18 años, lo que permite a las empresas generar una cifra de deducción considerable así como 18 años para su margen de aplicación.
  • Posibilidad de solicitar el abono de la deducción generada, en el caso de que las empresas no tengan Cuota Íntegra Ajustada Positiva suficiente para aplicar las deducciones fiscales generadas, lo que resulta muy interesante para empresas en crisis. Se destaca que si se solicita el abono existe una penalización del 20% sobre la cifra de deducción a abonar.
  • Todas las empresas que realizan proyectos y actividades de I+D+i tienen derecho a consignar y aplicar este incentivo, sin tratarse de una concurrencia competitiva como en el caso de las ayudas.

Los datos del I.N.E. (Instituto Nacional de Estadísticas) emitidos el Martes 27 de Noviembre de 2017 son claros, a pesar de la recuperación económica que creció el 3,3 %, la inversión en I+D+i sigue perdiendo peso. La inversión en I+D+i se sitúa en el 1,19% del PIB frente al 1,22 % del 2015, muy lejos del 2% marcado por Europa para el 2020, por lo que si realmente España quiere alcanzar este objetivo debe de incentivar a las empresas a realizar este tipo de actividades.

Si España pretende alcanzar el 2% de inversión en I+D+i respecto al PIB el Estado Español debería mantener la estabilidad de este Incentivo, así como hacerlo más atractivo y accesible. Para ello, y como posibles medidas se debería plantear la posibilidad de:

  • Aumentar el Porcentaje de Deducción asociado a los gastos de los proyectos: Como en el caso de los proyectos de Innovación Tecnológica en los que éste es del 12%, siendo la mayor parte de los proyectos que actualmente se ejecutan, y estando muy relacionados con empresas del sector TIC (Tecnologías de la Informática y Comunicación), siendo un sector en auge.
  • Eliminar el Límite de Aplicación Anual sin necesidad de solicitar el Abono: El límite de Aplicación Anual es del 25% sobre la Cuota Íntegra Ajustada Positiva, pudiendo llegar al 50% siempre y cuando la Cifra de Deducción Generada supere el 10% de la Cuota Íntegra Ajustada Positiva.
  • Eliminar la penalización del 20% en el caso de solicitar el abono.

En resumidas cuentas, siendo las Deducciones Fiscales por I+D+i el principal Incentivo Fiscal Nacional para fomentar las actividades de I+D+i en las empresas, es responsabilidad del Estado Español, proporcionarle la estabilidad y accesibilidad que se merece, así como hacerlo más atractivo para las empresas, en la medida de lo posible. Es por ello, que se espera que el número de empresas que se acogen a este incentivo siga en aumento, así como que el mismo siga siendo más atractivo y accesible en los próximos años.

Miguel Angel López Villalba, Consultor Senior I+D+i en Leyton Iberia