El diseño y desarrollo de frangancias: cuando la creatividad abre paso a la innovación | Leyton Espana Pasar al contenido principal

Publicación

Innovación en el sector de la perfumería

El diseño y desarrollo de fragancias: cuando la creatividad abre paso a la innovación. 

 

El sector de la perfumería siempre se ha caracterizado por contar con una fuerte carga creativa, la cual es imprescindible para crear nuevas fragancias. Como resultado de esta creatividad, cada año salen al mercado nuevos perfumes elaborados con una amplia variedad de ingredientes y combinaciones que buscan diferenciarse frente a otros, lo que en conjunto supone toda una innovación tanto a nivel de empresa como de sector.

Los perfumes siempre han estado presentes a lo largo de la Historia. Se han utilizado en ritos religiosos, como complemento a las rutinas de higiene e incluso como parte de tratamientos médicos, aunque no fue hasta finales del siglo XIX cuando surgió una industria especialmente enfocada en el desarrollo y comercialización de formulaciones.

Desde entonces, la perfumería ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy: un sector fuerte y muy popular ligado a las modas y a las tendencias que cada temporada tiene que enfrentarse al reto de ofrecer nuevas formulaciones a un público cada vez más variado y exigente en términos de calidad y variedad, pero también de responsabilidad social y ambiental.

España es un país que puede presumir de contar con una industria perfumística envidiable. Según los datos económicos aportados por la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA), en 2018 se convirtió en el segundo exportador mundial de perfumes, situándose por delante de Estados Unidos y sólo superado por Francia con una exportación total equivalente a 1.820 millones de euros. Respecto a 2019, la exportación de perfumes ha aumentado un 10% sólo en el primer trimestre.

Además, también en 2018 el país fortaleció su posición como exportador de aceites esenciales naturales, los cuales son ingredientes fundamentales para la formulación de fragancias. Las exportaciones aumentaron un 8,4% respecto al año anterior, alcanzando casi los 420 millones de euros y siendo los aromas cítricos como la naranja, el limón y el pomelo los más demandados.

Detrás de cada formulación, hay una idea inicial fruto de la mente creativa del perfumista. Esta puede surgir de muchas formas: a partir de un olor, de un lugar, de un recuerdo,... Las posibilidades son infinitas, lo que convierte el trabajo del perfumista en una tarea donde la creatividad es un atributo imprescindible junto a la memoria olfativa, la paciencia y la  constancia.

Este ejercicio de creatividad muy pocas veces se queda en una simple idea, sino que se desarrolla mediante la combinación de distintos aromas e ingredientes, dando como resultado una nueva formulación con unas características propias que la diferencian de otras fragancias. Al poner esta idea a trabajar se consigue innovación, pues mediante la aplicación de una serie de tareas organizadas y precisas no sólo se consigue un nuevo perfume, sino un aumento de conocimientos a nivel de empresa, sector e incluso mercado.

Exportaciones perfumes.jpg

Stanpa e ICEX – Plan Sectorial Exportación 2020

 

Las empresas dedicadas a la cosmética y a la perfumería se caracterizan por contar con una fuerte inversión en innovación, ya que sólo de esta forma podrán mantenerse dentro de un ámbito donde el carácter diferenciador se ha convertido en un requisito esencial para posicionarse y mantenerse. También se considera innovación a los distintos análisis a realizar sobre el producto final para asegurar su estabilidad, compatibilidad y seguridad, necesarios para estudiar su comportamiento a lo largo del tiempo.

A día de hoy los clientes ya no buscan únicamente fragancias con olor agradable y duraderas, sino que también son más exigentes con otras consideraciones como el origen de las materias primas que incluyen o los análisis de seguridad a los que se someten. La innovación constante ha permitido el desarrollo de moléculas que sustituyen a materias primas de origen animal, reducen la explotación de recursos naturales y limitan la experimentación con animales, haciendo de la perfumería un sector más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Además de un importante componente creativo, el sector de la perfumería se fundamenta en una I+D+i continua centrada principalmente en el estudio de las materias primas, la estabilidad de las formulaciones y la mejora de las propiedades físico-químicas. Esta innovación constante ofrece a las empresas de este sector la oportunidad de beneficiarse de incentivos tales como las deducciones fiscales y las ayudas a la innovación, las cuales les permiten ahorrar y continuar desarrollando proyectos novedosos.

Aroa SESMERO | Consultor I+D+i

 

 Fuentes: 

 https://www.stanpa.com/noticia/1904/Las-exportaciones-de-perfumes-y-cosm% 

 https://www.stanpa.com/cifras-clave-cosmetica/